La Niña de mis ojos: Konica Autoreflex TC

Un día, no recuerdo que buscaba, abrí la puerta de un armario de mi habitación. Allí había una bolsa negra de polipiel. Como siempre hago con las bolsas negras, decidí abrirla. Allí estaba: una vieja cámara réflex con otro objetivo más grande (sí, para mí era un objetivo pequeño y uno grande, no un 40mm... Leer más →

Festivalera: Ricoh XR500 Auto

Arenal Sound 2017. Tras salir del foso de prensa del escenario, un barullo de fotoperiodistas se amontonan a la salida del escenario. En el centro del barullo un joven con bigote. ¿Qué pasa? Pues el joven del bigote era yo, y esto es lo que pasa cuando los fotoperiodistas ven a uno de ellos trabajando... Leer más →

Pentax K1000, hija del metal

El pasado martes fui a ver a otro apasionado por la fotografía analógica que me ayuda en todo esto desde que me dio la locura de empezar con la película. Cuando le presenté esta cámara me dijo "Ei, esta es la que se llevaban los americanos a la guerra del golfo, por lo dura que... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑